Bizcochos y Tartas

Bizcocho marmolado

Hola de nuevo! A ver si cojo carrerilla y os entretengo un poco los días con algunas recetas nuevas y así se hace más llevadero el confinamiento.

Hoy os traigo un nuevo bizcocho al blog. Es suave y esponjoso y mezcla dos sabores que me encantan el chocolate y la vainilla y además queda precioso en el corte. Os dejo la receta y ya me contáis que tal os ha salido.

El horno de mi abuela

Ingredientes:

  • 250 gr de harina de todo uso
  • 200 gr de azúcar
  • 5 huevos tamaño L
  • 120 ml de leche
  • 150 gr de chocolate para postres
  • 50 gr de mantequilla sin sal
  • 1 cucharadita de sal
  • 1 cucharadita de esencia de vainilla
  • 1 sobre de levadura el polvo

Preparación:

Derretimos en chocolate troceado con la mantequilla en el microondas 2 minutos o al baño maría. Mezclamos bien y reservamos.

Separamos las claras de las yemas y montamos las claras a punto de nieve. Cuando estén esponjosas añadimos la mitad del azúcar y reservamos.

En un bol añadimos las yemas, el azúcar, la leche y la esencia de vainilla y batimos bien. Añadimos la harina y la levadura tamizadas y mezclamos bien hasta que quede una masa fina no muy espesa. Si os queda espesa añadir un poco de leche.

Por último vertemos las claras y con movimientos envolventes y cuidado las incorporamos a la masa.

Dividimos esta mezcla en dos y a una de ellas le añadimos el chocolate con la mantequillas que derretimos al inicio y movemos para mezclar bien ambos preparados.

En un bol de unos 20 cms previamente engrasado con spray desmoldante o mantequilla y harina, vamos añadiendo alternativamente una masa y otra y cuando acabemos las mezclamos un poco con una cuchara.

Introducimos en el horno precalentado a 180º durante unos 35 minutos con cuidado de no quemarlo. Cuando pensemos que esté listo lo pinchamos con un palo de metal tipo pinchito o aguja de punto que es lo que de toda mi vida se ha usado en mi casa y si sale limpio es que está en su punto.

Y ahora sólo nos queda disfrutarlo! Un besito y como siempre cuidad a las abuelas porque su calor es el mejor al que si duda podemos acercarnos.

Bizcocho marmolado

Autor

rgil.alcaraz@gmail.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *