Entrantes / Segundos platos

La tortilla perfecta

Buenos días de nuevo. Hoy como es lunes y para alegraros el comienzo de la semana, voy a compartir con vosotros el secreto más preciado de mi cocina.
No es el más valioso porque entrañe una gran dificultad, porque sea costoso ni porque descifre un enigma milenario buscado por miles de generaciones… es el más valioso porque me lo pasó mi abuela hace ya muchos años y para mí es el mejor consejo que me han dado en la cocina.
Allá voy: os voy a dar los trucos de mi abuela Paquita para hacer la tortilla perfecta.
No sé si a vosotros os pasará pero en  mi casa la tortilla de patatas es el plato con mayúsculas, el que siempre apetece, el que te garantiza un éxito seguro.
Eso sí, una tortilla no se hace en 10 minutos NOOOOO una tortilla se trabaja, se mima, se cuida y con todo y con eso y siguiendo a pie juntillas sus consejos aún me quedo muy lejos de su sabor, pero…..algún día seré abuela ( o eso espero)

Estos eran sus trucos:

  • Partir las patatas en trozos pequeños desiguales, no en cuadrados perfectos y al partirlas con el cuchillo dejar que la parte final de cada trozo, se desgarre, romperla no partirla a la perfeccción con el cuchillo ( ¿me entendéis?).
  • A la hora de freir las patatas hacedlo con tiempo. En aceite de oliva. A fuego lento y tapadas siempre con una tapa. Deben de quedar como si fuesen cocidas pero no crudas.
  • Al batir el huevo, separar la clara de la yema ( ella lo hacía en el mismo plato) y batir las claras hasta que se vuelvan  blanquecinas añadiendo al final las yemas.
  • No pasaros con la sal.
  • Finalmente, cuajar la tortilla en una sartén alta, con aceite muy caliente al principio pero bajando luego a fuego medio y dar la vuelta un par de veces, para que no se queme por fuera y se cuaje por dentro pero cuidado que no se os seque.
  • Y lo último pero lo más importante: poned mucho amor en cada tortilla porque os aseguro que estoy segura que ese era su truco fundamental.
Y ya está que os parece??Ella hacía que pareciese muy fácil a ver como os resulta a vosotros.
Besitos y hoy como siempre cuidad a las abuelas porque sus fogones son sin duda el mejor calor al que podemos arrimarnos. Nos vemos

Comentarios

27 enero, 2014 a las 10:03 am

Pero qué delicia…te ha quedado perfecta, doy fe!
Un beso!



27 enero, 2014 a las 12:56 pm

Desde luego es una rica tortilla y está bien conservar la tradición y el recuerdo de las personas que queremos también en la cocina.
Un beso



27 enero, 2014 a las 7:01 pm

que tortilla mas hermosa y que bonitas palabras de recuerdo,que arraigados tienes sus consejos y el recuerdo de su horno siempre con algo bueno dentro.



27 enero, 2014 a las 7:41 pm

es mi comida preferida por eso le pongo mucho tiempo y cariño,a mi me salen de vicio,y las hago como tú,pero nunca nunca jamás será como la de las abuelas…..besos



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *